Estrategias de comunicación 2.0

banner-09Las marcas deben comenzar a ubicar intereses humanos para compartir con sus audiencias.

Cuantas veces has escuchado comentarios como: ‘¿Cuánto me cobras por hacerme un Facebook?  Es que vi que la competencia tiene uno y yo creo que a nosotros también nos podría funcionar’… Si te ha sucedido, no despegues tus ojos de este artículo, pues te vamos a contar un poco de nuestra experiencia para ayudar a los clientes a comunicarse en la web social.

La Comunicación 2.0 ha sido planteada como una revolución en las relaciones sociales, donde el protagonista es el usuario que ha dejado de ser sólo el receptor de información para convertirse en un productor de contenidos propios o prosumidor.

Esta forma de comunicación surge para atender los requerimientos de interacción que ha generado la web 2.0, entendida como aquellos espacios virtuales que facilitan el compartir información, la interoperabilidad, el diseño centrado en el usuario y la colaboración.

En este nuevo panorama las empresas tienen una gran labor por realizar, debido a que deben  transcender ese uso que anteriormente daban a la web como una ventana publicitaria que sólo mostraba sus productos (web 1.0)  y lograr aprender  a comunicarse cara a cara con sus consumidores, aceptar las críticas y saberlas canalizar a su favor para mejorar su imagen y posicionar su marca. En otras palabras, utilizar la proximidad que proporciona la Web 2.0 para conocer a sus públicos, brindarles lo que desean, sin olvidar los objetivos corporativos.

El social media plan

Así como lo proponen los gurús de la autoayuda, para realizar cualquier cambio en nuestra vida debemos primero autoevaluarnos y luego extrapolar estas percepciones a nuestra relación con los demás. De la misma manera sucede con las empresas al momento de pensar en desarrollar su estrategia de comunicación 2.0: Primero deben definir claramente sus objetivos y características como empresa (lenguaje, estilo, público objetivo) para desde allí  dar bases y justificar su social media plan. Posterior a esto, viene la selección de los canales, redes sociales o medios más apropiados. Esta selección se hace teniendo en cuenta las características de cada una de las redes, la manera en cómo queremos relacionarnos con nuestro público, el presupuesto con el que se cuenta y las necesidades de la Compañía.

También es necesario tener claro, previo a la puesta en marcha del plan, cómo lo vamos a sostener a lo largo del tiempo, cómo se realizará su monitoreo, evaluación y en qué momento se aplicaran los ajustes y redireccionamientos necesarios.

Tal vez, puede sonar un poco complicado todo el proceso de elaboración de la estrategia. Sin embargo, esto es lo mínimo que debemos realizar para obtener resultados y garantizar que la presencia de nuestra Compañía en las redes obedezca más a los objetivos corporativos que al deseo desesperado de estar a la par con la competencia.

Y tú qué opinas, comparte con nosotros tus opiniones, deja huella en este artículo.

Anuncios

¿Qué es comunicación para el desarrollo?

banner-09Comunicación para el desarrollo, comunicación de apoyo al desarrollo, comunicación participativa, comunicación alternativa para el desarrollo democrático, comunicación para el cambio social, comunicación para el desarrollo y el cambio social. 

Estos conceptos se usan muchas veces como sinónimos, en otras ocasiones se intenta establecer una marcada diferencia entre ellos.  Este artículo coloca en perspectiva algunos significados y usos dados por diferentes autores a los conceptos de comunicación para el desarrollo y comunicación para el cambio social.

Comunicación para el desarrollo

La comunicación para el desarrollo como campo de estudio se remonta a finales de 1940, cuando termina la segunda guerra mundial y los dos grandes bloques ideológicos: Estados Unidos y Unión Soviética se lanzan ‘por la “conquista” de los países que hacían parte del denominado tercer mundo’ (Obregón, 2009) Durante las décadas siguientes los países conocidos como desarrollados generan una visión paternalista orientada a eliminar la brecha existente entre países ricos y países pobres. En este paradigma conocido como Dominante, los medios de comunicación son usados para transmitir valores de modernidad y persuadir a las personas para el uso de nuevas tecnologías y la adopción de innovaciones. La comunicación es entendida como un proceso ‘de carácter vertical que ignora aspectos contextuales y culturales’ (Singhal & Obregon, 2005)

Posteriormente, en la comunicación para el desarrollo surge un nuevo paradigma: el de la Dependencia. Este paradigma ‘Plantea la necesidad de buscar alternativas de desarrollo que permitan enfrentar las relaciones de desigualdad que dominan las relaciones entre países, que en esencia son la principal causa del subdesarrollo’ (Obregón, 2009). Desde esta perspectiva, los países en vía de desarrollo, son quienes deben promover soluciones integrales y plantear sus propias alternativas de cambio.

El paradigma Alternativo busca ‘involucrar el desarrollo humano de las personas y de sus relaciones, contando con su participación e involucramiento’ (Alfaro, 1993) Los medios entran a ser parte del cambio pues construyen relaciones entre las comunidades y permiten la expresión de muchos.

Comunicación para el cambio social

Frente a estos tres paradigmas (Dominante, Dependencia y Alternativo) que hacen parte de la evolución conceptual de la comunicación para el desarrollo,  investigadores de la fundación Rockefeller, empezaron a usar desde 1997, el termino comunicación para el cambio social con el objetivo de ‘discutir el papel de la comunicación en los cambios sociales en el siglo que se avecinaba’ (Gumucio, citado por Huarcaya, 2006).

Este nuevo término, también puso en discusión el nivel de apropiación (aplicación y continuidad) que las comunidades lograban de las estrategias de comunicación planteadas para su desarrollo. ‘La comunicación para el cambio social representa entonces una perspectiva refrescante y más amplia sobre la relación comunicación – desarrollo (…) centrando su atención en el rol movilizador y empoderador de la comunicación’ (Obregón, 2009). El cambio  no es impuesto, no es individual, el cambio es social y consensuado, producto de un dialogo libre.

‘Por cambio social entendemos un cambio en la vida de un grupo social, de acuerdo a los parámetros establecidos por ese mismo grupo.  Esta aproximación busca especialmente mejorar las vidas de los grupos marginados (tanto política como económicamente), y está guiada por los principios de tolerancia, la auto determinación, equidad, justicia social y participación activa de todos’ (Gray, Deane, citado por Huarcaya, 2006)

Y tú, que nuevas diferencias encuentras entre estos conceptos? Deja tu huella en este artículo y comparte tus ideas.

Comunicadores para el desarrollo y comunicadores para el cambio social

banner-09En muchos casos el rol del ‘comunicador’ es asumido por profesionales que adquieren conocimientos sobre comunicación y manejo de tecnologías de información; en otros casos, la tarea se encomienda a los periodistas que, aunque tienen conocimientos sobre el funcionamiento de los medios, desconocen otras posibilidades que brinda la comunicación.

Uno de estos campos de acción que expone la Comunicación Social como ciencia es la puesta en marcha de estrategias de comunicación para el desarrollo y el cambio social.

La complejidad del trabajo que plantea la ‘comunicación para el desarrollo y el cambio social’ exige un profesional encargado de la comunicación y participación con la comunidad, que tenga conocimiento ‘sobre las distintas herramientas del mundo de la comunicación […]  y también una base de estudios humanísticos que permitan la compresión de los contextos socioculturales’ (Huarcaya, 2006), por tanto, es necesaria la participación de un comunicador formado desde la academia.

¿Cuáles son las competencias con que están siendo formados los comunicadores para su desempeño en el campo de la comunicación para el desarrollo y el cambio social, en las diferentes escuelas, departamentos y facultades de comunicación?

De acuerdo con Alfonso Gumucio (2003) el Comunicador para el cambio social debe tener la capacidad de comprender de forma práctica la realidad social y poder elaborar y conceptualizar estrategias sobre ella.  Este Comunicador debe tener la capacidad de definir cuál medio utilizar (o cual no), de acuerdo con la situación particular de una comunidad. Este autor propone lo que serían las tres premisas principales de un Comunicador para el cambio social:

1. Comprender que la tecnología es una herramienta y nada más que una herramienta. La tecnología puede apoyar el proceso de comunicación, pero este no puede depender totalmente de ella […]

2.  Entender que la comunicación para el cambio social  trabaja esencialmente con culturas y que se necesita una sensibilidad muy especial para apoyar el proceso de cambio social en el mundo en desarrollo  […] Desarrollo y cambio social deben ser posibles dentro de un proceso de intercambios culturales horizontales y respetuosos.

3. […] en comunicación para el cambio social el proceso es más importante que el producto […] Es en el proceso de comunicación y participación que se inicia el cambio social.

Y tú, cuáles consideras que son las competencias de un comunicador para el cambio social?

 Deja tu huella en este artículo y comparte tus ideas.

Nuevos Wall Papers

banner wall papers-07Entre las cosas buenas de la vida, esta cambiar, renovarse y poder inspirarse cada día para hacer cosas nuevas.  Dale clic a ‘wall papers’ en la parte superior de nuestro blog  y descarga gratis fondos de pantalla para que actualices en tu computador y vivas con nosotros la pasión de ‘Dejar Huella’.